¿Dónde quedó el amor?

La violencia crece y crece y se presenta ante nosotros en diferentes modos haciendo de ella un monstruo para nuestra sociedad. Vemos día a día cómo los medios de comunicación están llenos de información violenta, quedando sólo un pequeño espacio para aquella información que logra inspirar deseos de un mundo mejor.

En México, tristemente, estamos en una faceta donde la violencia al parecer ya no tiene límites, y cuando digo límites me refiero a que antes había un sentido humano incluso en los delincuentes; a pesar del mal que hacían, había un cierto tope, un “hasta aquí”, mas ahora no existe tal cosa. Y yo me pregunto… ¿Y dónde quedo el amor? No tenemos que irnos a los grados de violencia más extremos, podemos ver dentro de nuestro propio entorno cómo se manifiestan (si los hubiera) los diferentes tipos de violencia. Pareciera ser que hemos llegado al punto que haber perdido el respeto a la sana convivencia.

Al leer las redes sociales, he notado la gente se está acostumbrando a poner mensajes positivos, de amor, de consuelo y de ayuda (lo cual no tiene nada de malo), sin embargo, el encuentro personal con muchas de esas personas es bastante diferente, ya que en sus vidas no reflejan lo que manifiestan en las redes sociales. Resulta interesante que, al parecer, esta tendencia incrementa. A lo que voy con esto, es que al menos existe un deseo de mejora, y eso es positivo. Entonces… ¿Por qué no lo manifiestan? ¿En dónde quedan esos deseos, ese amor?

A través de las distintas culturas se nos ha enseñado a amar a Dios sobre todas las cosas; es uno de los mandatos que en los diferentes credos se da como primera regla, estatuto o mandamiento. En el cristianismo (creencia que predomina en nuestro continente) vemos lo mismo cuando se nos dice: “Amaras al Señor tu Dios”, e incluyendo uno similar al anterior “amaras a tu prójimo como a ti mismo.”

¿Y para qué todo este rollo? Curiosamente, México se considera como una nación muy creyente (o así nos han hecho creer), y a pesar de esto, somos uno de los países más violentos dentro de nuestro continente. Entonces: ¿Dónde está el problema?

Se supone que, en base a las creencias que tenemos, deberíamos ser un país completamente distinto, pero no lo somos. El problema no se basa en el tipo de creencia que tenemos, ni tampoco de la fidelidad que haya hacia esta; el problema está en nosotros mismos. No sé quién inventó La Biblia (sarcasmo para unos, ofensa para otros), pero fue muy atinada al mencionar “amaras a tu prójimo como a ti mismo”, porque la manera cómo nos relacionamos con los demás es el reflejo interior de uno mismo. Entonces, creo que se nos ha enseñado erróneamente, ya que lo primero que deberíamos aprender en esta vida es “amarte a ti mismo sobre todas las cosas.”

Tal vez suene muy egoísta, y tal vez para muchos así lo sea… decía Jorge Bucay que “si hay alguien que debería estar conmigo todo el tiempo ese alguien soy yo”, y es verdad, nos enfocamos tanto en otras cosas que nos olvidamos completamente de nosotros mismos, incluso tratamos a otros mejor de lo que haríamos por nuestra persona (que es mucho mejor que tratar mal al otro, pero aun así no es correcto).

“Hay que darse cuenta de que hay en el mundo personas, cosas y hechos muy importantes, pero ninguna más importante para mí que yo mismo”.

El amor que se manifiesta hacia el otro sólo es el amor que se tiene a uno mismo. A lo mejor la idea sea algo sencilla, y para algunos, absurda, pero si se tiene el deseo de mejorar el entorno de cada uno de nosotros, se deberá empezar por algo, y no hay nada mejor que empezar por uno mismo. “Mil cortes en las hojas del árbol del mal, equivale a solo uno en las raíces” – Thoreau

Cuando muera espero haberme amado lo suficiente para así haber amado a mi prójimo correctamente.

Por Abinadí Hita

pensamientoslibresh2.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s