Mujer

Mujer

Mujer que tu estela dejas en el improvisado camino de tu mirada,
recorres serena e ingenua por los bosques de la vida.

Ese llamadoc de antaño que evoca recuerdos raídos
como el viejo roble en el cual te sentabas cuando niña.

Y esa voz inerte de tu alma tratando de comprender ese mundo de locos, ¡oh que sí!
Te preguntabas cuál era el motivo de tu vida,
por qué tu mirada estaba vacía,
te dejabas llevar por el acaudalado ruido de esa noche
donde los grillos cantaban estrepitosamente ese cri.

Y ese tiempo de no poder explicarte a ti misma lo que pasaba,
solo te dejabas guiar por ese sendero dejado por aquellas flores silvestres,
alumbradas por la luz de la luna serena.

Por Antonio Herrera

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s