¡HDP!

Estos meses han sido francamente extraños en lo que respecta la justicia. Los casos del Machi Celestino Cordova, el bullado caso Larraín, el no tan comentado caso de Rodrigo Mundaca, y la reciente “reprimenda” al portero Johny Herrera, no me han hecho más que exclamar, y temo que a no pocos: ¡ESTOS HDP!

Así, tal cual, y es que ya no tengo más bálsamos para la indignación, más sacos para guardar la vergüenza de cómo la justicia acá pareciera ser ciega, sorda y muda.

Sin embargo, esto no es nuevo. ¿Qué más se podría esperar de una justicia que ni siquiera ha sido capaz de identificar a los asesinos del Presidente Salvador Allende o los asesinos de Frei Montalva? Si ni siquiera figuras de su talla (por el cargo político que ostentaron) se han escapado de la verdad impuesta desde los puestos de control del poder ¿qué nos queda a nosotros, los pobres?

Estos HDP hacen y deshacen en nuestras tierras. No les importa la vida de alguien. Pueden comprar la libertad de su parentela –como en el caso Larraín– con el sueldo mensual de un senador (cerca de 20 mil dóla-res, 8 millones de pesos); de esos que por tanto tiempo amasó Carlos Larraín en el Congreso. Y comprar el silencio, y el miedo de los pobres. Total, para ellos significa desembolsar un sueldo más, un suelo menos.

Estos HDP son capaces, incluso de condenar a alguien, pese a estar a más de dos kilómetros del lugar de los hechos –caso Lucksinger-Mackay–. El Machi Celestino Córdova, una verdadera autoridad espiritual dentro del Pueblo Mapuche, permanecerá encerrado por 18 años condenado por su “supuesta” participación en el incendio que afectó la residencia del matrimonio Lucksinger-Mackay con resultado de muerte para ambos el pasado 4 de enero del año 2013. Las evidencias –puede investigar un poco más al respecto– jamás fueron concluyentes.

Estos HDP son capaces de mandar preso a alguien por simplemente alzar la voz en contra de la injusticia. Como en el caso del miembro del Movimiento Defensa por el Derecho al Agua y Protección del Medio Ambiente (Modatima) Rodrigo Mundaca, acusado de pre-suntas injurias contra el ex ministro Edmundo Pérez Yoma, a quien culparon de usurpar agua en el estero Los Ángeles, afluente del Rio Ligua, provincia de Pe-torca. ¿La condena? 541 días de cárcel y una multa para un defensor de la vida.

Estos HDP son capaces de manejar borrachos, matar a alguien, intentar demostrar la culpabilidad de alguien ya muerto (¿qué fácil no?, como los muertos no se pueden defender) y quedar libres. Caso Herrera. Ser reincidente, ser atrapado manejando borracho otra vez, con una licencia falsa, y ser castigado solo con firma mensual y pena remitida, lo cual quiere decir, que no pasará un día en la cárcel.
Sin embargo, esto suma y sigue.

Si eres un HDP y tienes un par de amigos millonarios, puedes estafar a medio Chile, como lo hicieron las farmacias el 2008, y ser castigado solo con: clases de ética. Si eres un HDP, y fuiste becado en la Facultad de Economía de la Universidad de Chicago, puedes sentarte y dar cátedra de cómo robarles a los trabajadores para llenarle los bolsillos a las grandes fortunas de este país mediante el sistema de pensiones privado, mientras los jubilados mueren rodeados de deudas y enfermedades. El HDP en este caso se llama José Piñera. Si eres un HDP puedes ser hasta presidente. Así lo fue Sebastián Piñera (2010-2014). Hombre que extrañamente se volvió rico luego de la quiebra del banco que administraba en la década de los 80, el Banco de Talca.

En fin, el imperio del dinero llegó para quedarse, y junto con ello, estos HDP.

A todo esto, antes de que se me olvide:

HDP = HIJO O HIJA DE POLÍTICO / HIJO O HIJA DEL PODER.
(Para que no me metan preso por injurias)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s