Vergüenza

Ok, podemos entender que la derecha sea bastante limitada en lo que a actividad cerebral respecta. Ok, podemos entender que sus políticos sean verdaderos payasos a la hora de defender tonteras como lo que ellos llaman “libertad de elegir”. Ok, podemos entender que tengan puestos en el parlamento solo gracias al corrompido sistema de elecciones antidemocráticas imperante en nuestro país, único en el mundo y que permite a los perdedores tener un peso electoral similar al de los vencedores. Ahora bien, que su estupidez haya permeado tan profundo a los autodenominados padres de la “clase media”, cuyos hijos asisten a colegios particulares subvencionados , es francamente el signo inequívoco del triunfo psicológico de la derecha sobre el Pueblo; la marca definitiva de 41 años de tortura mental.

El pasado 5 de julio marcharon por distintas ciudades del país cientos de padres y apoderados de hijos e hijas que asisten a colegios particulares subvencionados; un engendro inventado para crear la ilusión de tener un estatus social más alto entre muchos que añoran ser considerados medianamente ricos entre sus pares.

La razón de su marcha era detener la “reforma” educacional impulsada por el actual gobierno. Los padres dicen que les cerrarán las escuelas a sus hijos y que no quieren por ningún motivo ir a la educación pública que es un desastre. Dicen que les quieren quitar la “libertad de elegir” dónde matricular a sus hijos.

Ahora bien, tanta estupidez junta solo puede tener su origen en otra gran mentira establecida desde arriba: la famosa ilusión de la clase media.

Una de las cosas que me llamó la atención al escuchar a estos enfurecidos padres fue la defensa que hacen de lo que ellos llaman, justamente, colegios de “clase media”.

¿Pero qué es la clase media?

La clase media es una de las mentiras más grandes establecidas en este país segregado. Es una ilusión comercializada por la tv, los políticos y los medios de comunicación para hacer creer a la gente que mediante el acceso a mayores bienes y servicios se accede a una mejor calidad de vida. Ser de clase media significa tener acceso a internet, un par de computadores en tu casa, tener un par televisores led, teléfonos inteligentes y el signo más distintivo, tener a tu hijo o hija en un colegio pagado (porque es de pobres tenerlo en una escuela o liceo público y gratuito).

El padre de clase media es capaz de sacrificar salud, vacaciones o vestimenta con tal de tener a su hijo o hija un escalafón más arriba que el resto de los pobres que caen como moscas sobre la comida en los hacinados casinos de la educación pública. Ser de clase media significa que tu hijo o hija asista a un colegio con uniforme de color propio y que no se vista igual que el resto de los pobres estudiantes de la educación pública.

Vivimos en un país clasista pero sin conciencia de clase. Los ricos discriminan a los pobres, para eso se crearon escuelas privadas donde solo los que poseen grandes sumas de dinero pueden entrar. Los pobres también se discriminan entre sí, pues pese a pertenecer al mismo entorno social, gustan de distinguirse entre sus pares por sus posesiones y, como los ricos no son nada de tontos y olieron esta discriminación entre pobres a kilómetros de distancia, les crearon colegios para que esos pobres discriminadores con ansias de subir la escalera social puedan asistir. Entonces, les crearon colegios particulares subvencionados, es decir, que son financiados por el estado y los padres. En definitiva, un negocio redondo para los ricos, hacerse millonarios con la ilusión de padres (pobres) que dicen pertenecer a la “clase media”.

Ahora bien, todo esto obedece a esa otra idea implantada que hace creer a muchos que mientras más se paga mejor educación se obtiene.

Y es así, como cientos de pobres son capaces de entregar el poco dinero que ganan a estos comerciantes de la educación, con tal de diferenciarse de los otros pobres que no pueden pagar. Ahora, desde mi opinión personal, la gente que matricula a sus hijos en colegios particulares subvencionados no están comprando mayor calidad precisamente, están comprando reconocimiento, estatus social, y el marcar diferencias con el vecino que no tiene ni para comprar té o ir al supermercado.

El problema radica en que la base de los pobres carece de sentido y conciencia de clase, ese el resultado de la tortura mental que hemos sufrido por 41 años. La gente se mata por aparentar más, pide créditos para tener un nivel de vida que no va en sintonía con lo que son, se endeuda para palear (mediante los bienes) esa carencia de sustento que el estado se ha negado a cubrir.

No estoy diciendo que los pobres nacieron pobres y que deben quedarse así, estoy denunciando lo que muchos ya saben, que el pobre mientras no se reconozca como tal jamás atacará el origen de las injusticias, jamás se cuestionará la realidad impuesta, jamás se planteará un sistema donde NO se pague por la educación bajo ninguna circunstancia, donde no se pague por atención médica inmediata, dónde no se pague por comprar estatus, donde no existan ni ricos, ni pobres.

Necesitamos un Pueblo que se reconozca como lo que es, una fuerza transformadora enorme, y que no tiene porqué seguir tragándose la píldoras que les lanzan los ricos para aliviar sus carencias; píldoras como los colegios particulares, píldoras como el acceso a créditos y tarjetas bancarias, píldoras como el “emprendimiento” y píldoras como que esta es la tierra de las oportunidades.

Ver la ignorancia triunfar por las calles de mi país es francamente vergonzoso. Los pobres ahora marchan porque les encanta pagar por educación. ¡Qué país más enfermo!

 

Por Pablo Mirlo
pablomirlo.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s