Plaza de Mayo

Son tantos los nietos que se han encontrado, pero este caso es más notorio: se trata del reencuentro de la presidenta de la asociación Abuelas de Plaza de Mayo con su nieto.

Esta nota se titula Plaza de Mayo, pero no se trata mucho de la Plaza de Mayo, se trata más de historia humanas suscitadas en dicho lugar en las que no hay monumentos, pero hay grandes dolores, reencuentros, luchas, ideales y sueños, pues en la Plaza de Mayo confluyen muchas emociones e historias. Entonces, situémonos: la Plaza de Mayo está ubicada en Buenos Aires y es la más antigua de esa ciudad. Se caracteriza por ser el escenario de los actos políticos más importantes acaecidos en Argentina. Uno de los hechos políticos y sociales que destacaremos en este artículo es el nacimiento de Las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.

La Asociación Madres de Plaza de Mayo nace el 30 de abril de 1977 cuando todas las madres impulsadas por la valiente Azucena Villaflor deciden agruparse, unir fuerzas entorno a una causa que les era común: dar con el paraderos de sus hijos y otros familiares desaparecidos por la dictadura militar (1976-1983). Desde que tomaron la decisión de unirse, las madres se juntaban cada jueves y daban vueltas por la Plaza de Mayo para dar a conocer su lucha, sin quedar libres de la represión y del terror, puesto que muchos participantes de esas manifestaciones fueron secuestrados también por los militares, incluyendo a Azucena Villaflor.

La Asociación Civil Abuelas de Plaza de Mayo tiene sus orígenes en estas manifestaciones de cada jueves, donde las mujeres que buscaban nietos comenzaron a contactarse y a unirse con la misión de darle voz a la lucha por la recuperación de dichos niños. Estas mujeres primero actuaban bajo el nombre de Abuelas Argentinas con Nietitos Desaparecidos, luego, en 1980, comenzaron a trabajar bajo el nombre por el cual hoy son reconocidas.

Ambas organizaciones han luchado incansablemente por los derechos humanos en Argentina, con especial énfasis en la búsqueda de la verdad: dónde están los detenidos-desaparecidos de la época, dónde están los niños robados durante aquella época. La lucha continúa, la verdad en su totalidad aún no ha sido descubierta y, por tanto, nadie detendrá a estas empoderadas mujeres que jamás se han rendido ante el dolor que les pudo haber carcomido el amor y que, sin embargo, les dio más fuerzas para construir un mañana de paz, justicia y verdad.

Las Abuelas de Plaza de Mayo han logrado localizar a 114 nietos hasta el momento, siendo el último un hallazgo muy emblemático y bullado. Se trata del reencuentro de Estela de Carlotto y su nieto Guido Carlotto (Ignacio Hurban, nombre que le dieron sus apropiadores y/o padres adoptivos) hijo de Laura Carlotto y Óscar Montoya. Mientras ellos se reconcilian, se sanan y se reconocen, muchos en el mundo estaremos escarbando en la historia, pensando cómo llegamos a esto y queriendo sanar los dolores que parten la historia. Es de esperar que este caso sirva para refrescarnos la memoria, para empatizar y para recordar que las acciones cometidas por los dictadores no deben repetirse.

 

Por Cristal
llavedecristal.wordpress.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s