Érase una vez un buen rey

Cuando me enteré de que el Rey Juan Carlos de España abdicaría mi memoria fue invadida por recuerdos de mi padre contándome el episodio más oscuro de aquel rey: cuando mató a su hermano. Era muy pequeña cuando mi padre comenzó a narrarme historias del mundo y sus habitantes, debo haber tenido ocho años cuando mi padre mencionó al Rey Juan Carlos por primera vez. Para ese entonces mi mente estaba llena de reyes gordos, caricaturescos, vestidos con capas, bastones, corona y otras joyas. No sospechaba siquiera quien podía ser aquel hombre, pero la historia del asesinato de su hermano me pareció espeluznante. Los recuerdos de la historia que me había contado papá, sin embargo, no eran claros así que decidí buscar información y compartir con ustedes esta crónica que nos cuenta el lado B del buen rey Juan Carlos.

fghgfhgfh

La familia real de España no era aceptada por Francisco Franco por tanto vivía su exilio en Portugal, sin embargo, Juan Carlos, que para ese entonces era muy joven, se entrevistó con el dictador e intercedió por la familia. Es así como los hermanos Alfonso y Juan Carlos para 1950 se mudaron a España, mientras el resto de la familia se quedó en Portugal. Al arribar a España, Alfonso se estableció en Madrid donde se puso a estudiar en un colegio. Mientras tanto Juan Carlos y Francisco Franco comenzaron un pacto: el Caudillo, como le decían al dictador, prepararía al joven príncipe para ser el Rey de España. Juan Carlos fue preparado para obtener la corona durante ocho años en escuelas elegidas por el Caudillo. La influencia de este último sin duda marcó la personalidad del Juan Carlos.

El 22 de marzo de 1956 la familia se reúne en Portugal para celebrar Semana Santa. Asistieron a misas juntos y compartieron varios momentos hasta que llegó el día fatal. El 29 de marzo de 1956 Juan Carlos y Alfonso practicaban tiro al blanco, pues su madre les había autorizado a utilizar un arma que les habían regalado. De pronto se oyó un disparo, los padres corrieron a ver qué había sucedido y hallaron la horrífica escena de su hijo menor herido de bala. Para entonces Juan Carlos tenía 17 años y Alfonso 15. Llamaron al médico, pero nada se pudo hacer, Alfonso murió en los brazos de su padre.

La versión oficial de este episodio cuenta que a Juan Carlos se le había disparado el arma mientras la limpiaba. Las versiones no oficiales narran que Juan Carlos mató a su hermano a propósito. Por ejemplo, el 17 de abril de 1956 el diario italiano Il Settimo Giorno, publicó que la declaración oficial de la embajada española era una mentira y que Juan Carlos había disparado a su hermano Alfonso. La familia real no respondió nada ante las declaraciones de dicho diario italiano y ahí comenzó a suspicacia pues se decía que su silencio era prueba de que el periódico no estaba muy lejos de la verdad.

Los hermanos eran muy unidos desde pequeños, pero sus padres les daban un trato diferente. A Juan Carlos lo trataban con mucha disciplina y rigor dado que éste sería el heredero del trono, mientras que a Alfonso le daban más libertades y cariño. Alfonso generó un lazo muy profundo con su padre porque éste vivía con él mientras Juan Carlos fue enviado a un internado. La lucha por el trono fue una constante en las vidas de estos infantes, esto habría gatillado los celos Juan Carlos hacia su hermano y por tanto le habría disparado.

Varios historiadores han recogido que el padre de Juan Carlos cuando vio la escena del crimen le pidió a su hijo: “Júrame que tú no le hiciste esto a propósito”. En el comunicado que publicó la embajada española en Portugal no se menciona el nombre de juan Carlos, solo se dice que Alfonso murió al manipular una pistola. Además, nadie fue a ver la escena del crimen, ni la policía ni investigadores, por tanto ese antecedente también aporta credibilidad a teoría de que Alfonso fue muerto por su hermano Juan Carlos. El último antecedente lo aportan las fotografías del rey juan Carlos junto a los cadáveres de unos elefantes que recién había matado en Botswana.

Aquellos son los datos que sindican al abdicado rey Juan Carlos como el autor del asesinato de su propio hermano. Ahora, puestos los antecedentes en la mesa, cada cual toma partido en esta historia. Lo importante es no olvidar que érase una vez un buen rey…

ththth

 

Por Cristal
llavedecristal.wordpress.com

*La información de este texto fue recogida del documental Escándalos Reales: Juan Carlos I Rey de España.

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s