La realidad supera la ficción

Crecí viendo teleseries mexicanas. En realidad no las veía por elección, sino porque la tele de la casa siempre estaba prendida en el mismo canal y a la hora de almuerzo las pasaban. Lo que me llamaba la atención eran las espeluznantes historias y los despiadados personajes: asesinos, corruptos, hijos no reconocidos, gente clasista, gente explotadora y explotada, asesinos a sueldo, mafiosos, miembros de carteles, entre otros. La historia se repetía: políticos o millonarios corruptos que harían lo que sea por mantener su imagen y poder, hasta que venía un comisionado a investigar los crímenes y (luego de que muriera medio pueblo por el combate, se fugaran los responsables y apresaran a gente inocente) el culpable moría o se iba a la cárcel. Todo esto me parecía tan fantasioso que no les ponía mucha atención a las teleseries, me parecían muy irreales. Sin embargo, al enterarme de la desaparición de 43 estudiantes en México, me curé de espanto y recordé lo que pensaba de las teleseries. Es que esta historia superó toda esa ficción que me parecía exagerada. Por si no están enterados ahora repasaremos los hechos de la escalofriante y más cruda teleserie mexicana de la que me haya tocado ser espectadora.

Según se publicó en el portal de internet del diario El País, la investigación llevada a cabo por la policía mexicana apunta al ahora ex alcalde de Iguala José Luis Abarca Velázquez y su siniestra esposa María de los Ángeles Pineda Villa, dado que se les acusa de haber puesto en marcha el oscuro plan que acabó con la vida de 6 personas y dejó 43 estudiantes normalistas desparecidos. He aquí la novelesca trama de esta historia. Resulta que la esposa del alcalde, que dicho sea de paso es hermana e hija de narcos, se enteró de que estos estudiantes de magisterio de la Escuela Rural Normal de Ayotzinapa tenían intensiones de “funar” su primer gran acto de cara a las elecciones de 2015, ya que sus ansias de poder ahora le exigían la alcaldía. En cuanto la visita de los estudiantes llegó a oídos de la alcaldía, el edil mandó a sus agentes a impedir su irrupción en la ciudad a cualquier costo. La policía pidió refuerzos de la localidad de Cocula (donde también mandan los narcos) y desataron una cobarde guerra contra los estudiantes. Comenzaron los balazos, acabando con la vida de dos estudiantes, mientras que a un tercero le desollaron la cara y le arrancaron ambos ojos. Luego en una carretera federal siguió la batalla y balearon a otras tres personas. En medio de todo ese alboroto tomaron detenidos a decenas de estudiantes y luego de llevarlos al retén de la policía de Iguala, los pusieron en manos de los agentes de Cocula con el fin de borrar rastros. Estos expertos agentes cambiaron las patentes de sus autos y falsearon los partes de operaciones para llevar a los estudiantes a las garras de Guerreros Unidos. Ese fue el paso que bastaba para condenarlos al más trágico de los destinos.

La hipótesis que maneja la policía ahora es que los estudiantes normalistas fueron subidos a una camioneta de ganado para ser llevados por un camino de tierra hasta el cerro de Pueblo Viejo, donde la policía ha descubierto fosas y cadáveres. La camioneta, que fue hallada en un campo cercano días después de la desaparición, pertenecía al jefe de los sicarios.

El líder de Guerreros Unidos se encuentra detenido junto a una cincuentena de sospechosos que  han comenzado a confesar, mientras el alcalde y su esposa siguen profugos. El mundo entero tiene los ojos puestos en el despliegue para localizar y condenar por fin a la siniestra pareja que ha causado el horror en Iguala y a todos sobre quienes recaiga culpabilidad.

La investigación se lleva a cabo mientras en el mundo millones de voces se alzan unidas para exigir la aparición con vida y la búsqueda de la tan esquiva justicia. El mundo no alcanza a recuperarse de una tragedia para que le sobrevenga otra, estamos cansados de desear “que nunca más”, pero la ambición de algunos se transforma en el arma más peligrosa para la humanidad. Aparición con vida y justicia es lo último que nos queda por desear.

Por Cristal
llavedecristal.wordpress.com

FGH

Anuncios

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s