Dos revolucionarios, dos causas

Es muy probable que cada uno de nosotros haya estado alguna vez en contacto con un comunista y un cristiano. Ya sea un amigo, un conocido, o uno mismo ha pasado por alguna de estas dos filosofías/creencias, sin poder quedar indiferente frente a ellas. El comunismo se nos ha presentado con caras muy reconocibles por todos, cuyas palabras han intentado conmover y convencer al mundo de seguir sus postulados para cambiarlo. Lo mismo ha hecho el cristianismo con un representante muy bien conocido en el mundo entero.

En esta ocasión, amigos míos, les presentamos un libro que compara los pensamientos de dos grandes representantes de dichas filosofías/creencias. En una esquina tenemos a Mao Tse-tung, político y estadista comunista chino; y en la otra esquina tenemos a Jesucristo, hijo de Dios.

En 1972, Dick Hillis escribió el libro Pensamientos de Mao y de Jesús, cuya versión en español está prologada por Samuel Vila. El principal objetivo de esta obra es poner en jaque ambas corrientes de pensamiento y vida, no ya para justificar la una o la otra, sino más bien para que abramos nuestras conciencias y para invitarnos a caer en cuenta de cuáles son los vicios y las virtudes de cada una. Sin duda, el prólogo en español muestra una clara predilección por los pensamientos de Jesús puesto que éste nos invita a involucrarnos en una comunidad, mas no sin antes haber trabajado las cualidades intrínsecas del individuo. Mientras que Mao nos invita a construir una sociedad igualitaria y justa para todos sus habitantes, pero para llegar a esto nos insta a tomar las armas y acabar con todo opositor al régimen “justo”. Jesús, quien muchas veces ha sido sindicado como el primer comunista, y de ser así para mí sería el mejor comunista del que se tiene conocimiento, intentó con sus discursos llevarnos a creer que debemos ser parte de una sociedad justa e igualitaria, trabajando primero nuestras virtudes personales y practicando el amor para luego poder entregar lo mejor de nosotros a nuestros prójimos. Todo esto con la gran promesa de que después de esta vida nos espera nuestro Creador en su reino para vivir con él. Mao por su parte, daba cuenta de que para alcanzar la sociedad igualitaria que todos soñamos, primero debemos empuñar las armas para forzar a los ciudadanos a profesar una creencia comunista, olvidándose de las necesidades del individuo y dejando fuera toda esperanza de una recompensa luego de entregar su vida por un ideal, puesto que para el comunismo no hay más vida que esta, no hay más reino que la tierra.

Sin duda contrastar ambos pensamientos es un ejercicio que alimenta nuestra conciencia, nuestro pensamiento a fin de ayudarnos contar con argumentos sólidos a la hora de tomar una postura radical respecto a la vida que queremos llevar, tanto en este mundo o en otro. Lo cierto es que si nos presentamos ante un comunista como frente a un cristiano, ambos son igualmente fervientes creyentes de que su verdad es la única verdad. Ambas filosofías/creencias funcionan como un dogma ante el cual todos sus creyentes deben ser totalmente fieles y dar la vida por él si fuese necesario. Ambos líderes piden cosas similares: lealtad, fidelidad, confianza ciega. Ambos líderes son cabezas de movimientos en los cuales comulgan millones de seguidores.

Mao dice “Somos defensores de la abolición de la guerra, no queremos la guerra, pero la guerra solamente puede ser abolida por medio de la guerra y para deshacerse del fúsil hay que empuñarlo… Solo destruyendo al enemigo en grandes cantidades puede uno protegerse a sí mismo”. Mientras Jesús dice “Amad a vuestros enemigos”.
Como ven, a través de la lectura de esta obra se puede llegar a una sola conclusión: no se puede seguir ambas filosofías/creencias puesto que, pese a perseguir el mismo fin, no son congruentes.

Por Cristal

llavedecristal.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s