¿Tenemos debate?

Hace tiempo que dejé de ver televisión y escuchar programas de radio acerca de política y contingencia. Para ser honesto, me hastié de tanta porquería sesgada. Sin embargo, siempre a uno le llegan pequeñas “noticias” de cuál o tal polémica es la que está de moda.

Pues bien, si bien esto no es una polémica en sí, ilustra el nivel de ceguera de quienes se autodefinen como “pluralistas” y adalides de la democracia y la verdad.

Resulta que hace poco realizó una gira por Chile y Latinoamérica un representante de la República Democrática de Corea: el español radicado en dicho país de nombre Alejandro Cao de Benós. El hombre, además de dictar varias charlas a nivel nacional, visitó distintos sets de televisión, entre ellos CNN Chile, etc. Sin embargo, donde más llamó la atención fue en su aparición en el programa Vigilantes del canal La Red.

En este programa, de emisión diaria a nivel de nacional, en el cual se tratan diferentes temas “polémicos” -en realidad, solo las pataletas y berrinches diarios de twitter- y además, se “debate”, el portavoz de Corea fue sometido a un burdo y sesgado interrogatorio en el cual, las preguntas del entrevistador, rebosaban de desinformación, críticas y un marcada postura imperialista ante las respuestas del entrevistado.

Sin embargo, la guinda que coronó tan bochornoso interrogatorio fue cuando el entrevistador, claramente exaltado, le pregunta a Alejandro, claramente cuestionando la “democracia” del país asiático: “¿En su país hay programas de debate cómo ÉSTE?

[Insertar cara hipócrita aquí y risas por favor]

Pues resulta que, ESE programa de “debates” llamado Vigilantes, que el entrevistador mencionaba, no es precisamente el ejemplo de un programa pluralista y en el cual, de verdad, se enfrenten posturas ideológicas contrarias, como para enaltecerlo como ejemplo de un programa “democrático”, en un país TAN “democrático” como Chile.

Muy por el contrario, en dicho programa solo se escucha UNA voz; la voz de la clase alta, la cual, con matices más matices menos, al final, siempre defiende nimios intereses burgueses, sin jamás tener un real idea de lo que pasa en las calles, ciudades y poblaciones de este largo país. Como ya lo dijera el grupo Sol y Lluvia, a muchos de ellos, de verdad, les falta hacer una largo tour por el Chile real para que vean la vida tal como es.

Ahora bien, el problema del “debate” (o la falta del el) no sería tan grande si no fuera porque en Chile, y no solo en el programa Vigilantes, sino que en todos los canales y radios, está secuestrado por una elite que solo debate cosas concernientes a sus intereses.

Es divertido como en radio Bio-Bío, por ejemplo, en el programa de la tarde de Julio Cesar Rodriguez, una vez a la semana se lleve a dos representantes de los “polos opuestos” de la política en Chile: nada más y nada menos que Francisco Vidal (perteneciente a la alianza gobernante) y a Mario Desbordes (perteneciente a la “oposición” de derecha), siendo que ambos, antes que todo no representan a nadie, salvo a los intereses de una pequeña burguesía chilena. Sin mencionar además que: ambos pertenecieron a ramas de las fuerzas armadas y la policía, es decir, viven tranquilitos y gratis con la pensión de papá estado. Es decir, de hambre no se están muriendo. Y por último, para coronar lo absurdo de todo esto, Francisco Vidal es un aliado del gobierno “socialista” de la presidenta actual, siendo que este gobierno es más facho que los mismos fachos que representa Mario Desbordes, su “opositor”. ¡País de locos!

Entonces, el panorama que se dibuja en estas “democráticas” tierras de Chile resulta desalentador. En la televisión, los movimientos populares de abajo e izquierda verdaderos, no existen, y cuando resulta que, por esas cosas de la vida, se invita a algún representante de estos grupos, se les ridiculiza, se les tacha de extremistas y de poco menos que terroristas y que quieren destruir el país. O cuando llega una fuente, por ejemplo, de un lugar desde el cual se han tejido tantos mitos y desinformación, como lo es el caso de la República Democrática de Corea, se la critica, interroga y ridiculiza, mostrando a Chile como un ejemplo de democracia versus la Corea de Kim Jong-un.

Por algo no ganó las elecciones presidenciales del 2013 Roxana Miranda, la única candidata que era del Pueblo. Pues el Pueblo no existe en los medios de comunicación. El Pueblo no tiene espacio para debatir con la elite. El Pueblo no tiene los espacios para expresar su realidad. Y peor aún, gran parte del Pueblo, se ha tragado el cuento de que pertenece a la etérea “clase media”: el mejor chiste que ha inventado a la elite para que los pobres no se sientan tan pobres o mal mientras les saquean los bolsillos a manos llenas. El Pueblo no tiene consciencia de clase.

Por Pablo Mirlo

jhj
Alejandro Cao de Benós
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s