ABDUCIDOS: ENTRE LA MENTE Y EL ESPACIO

Uno de los aspectos más controvertidos del fenómeno OVNI son las llamadas “Abducciones”. Se trata de supuestos secuestros de seres humanos por parte de los tripulantes de los ovnis. Un tema inquietante y muchas veces perturbador por sus implicancias tanto físicas como psicológicas para los supuestos abducidos. El fenómeno es controvertido en sí mismo y abarca varias aristas y posibles explicaciones.

LOS CASOS MÁS DESTACADOS

BETTY Y BARNEY HILL
Un matrimonio interracial (Betty y Barney Hill), viajaban por una solitaria carretera de regreso de unas vacaciones en Canadá en Septiembre de 1961. Durante el viaje notaron interferencias en la radio del vehículo. De repente Betty vio que una luz en el cielo comenzó a seguirlos. En un principio creyeron que se trataba de un avión. La luz se acercó y se dieron cuenta de que era un enorme objeto en forma de “platillo” con ventanillas alrededor y luces intermitentes en sus costados. El matrimonio entró en pánico, el ovni se posó sobre su vehículo y este se detuvo al instante, mientras un sonido ensordecedor les hacía perder la conciencia. Luego, al despertar, seguían en el vehículo y notaron que habían pasado un par de horas y que se encontraban varios kilómetros adelante en la carretera. El matrimonio se sometió, posteriormente, a sesiones de hipnosis regresiva, en las cuales describieron a unos seres pequeños de grandes cabezas y ojos rasgados que los llevaron al interior de la nave donde fueron sometidos a exámenes médicos.

Este caso tuvo gran impacto en los años 60, convirtiéndose en uno de los primeros casos de abducción conocidos mediáticamente. Incluso inspiró un libro, “El viaje interrumpido”, del cual a su vez se filmó una película para la televisión en 1975, “El incidente OVNI”.

TRAVIS WALTON – FUEGO EN EL CIELO
Travis Walton era un leñador que trabajaba en una zona boscosa de Arizona en 1975. Travis regresaba a casa después de una dura jornada laboral en una vieja camioneta con sus compañeros de trabajo. En el trayecto vieron una luz rojiza que iluminaba entre los árboles. Los testigos pensaron que se trataba de un incendio forestal y se dirigieron al lugar. Grande fue su sorpresa cuando se encontraron con una nave con forma lenticular flotando en un claro del bosque, la cual emitía una misteriosa luz roja desde su parte inferior. Los rudos leñadores, al encontrarse con lo desconocido, entraron en pánico y quisieron huir inmediatamente del lugar. Sin embargo, Travis se sintió extrañamente atraído hacia el ovni y salió del vehículo para dirigirse al objeto. Cuando estaba justo debajo de la nave desconocida, de ésta salió un haz de luz que impactó sobre el cuerpo de Travis, lanzándolo un par de metros hacia atrás y dejándolo paralizado en el suelo. Los compañeros huyeron del lugar presas del pánico. Mientras huían, se produjo una discusión entre ellos y finalmente decidieron volver por su compañero, pero cuando llegaron al lugar ya no había ni rastros de Travis ni del OVNI.

Mientras la policía local buscaba infructuosamente al leñador, sus compañeros eran apuntados como los principales “sospechosos” de la desaparición. A pesar de sus concordantes relatos del OVNI en el bosque (incluso bajo el “detector de mentiras”) nadie creyó su “fantástica” historia y todo apuntaba a un homicidio. Cuando se cumplió el quinto día de su desaparición, Travis fue encontrado desnudo deambulando por una carretera local en estado de shock. Luego de unas sesiones de hipnosis, Travis relató su odisea al interior del ovni, donde se encontró con unos seres pequeños y también con unos humanoides altos y blancos.
La experiencia de Walton fue llevada al cine en 1993, el filme se titula “Fuego en el cielo”. (Cabe mencionar que el propio Travis Dalton ha declarado que la película ha sido una adaptación que no corresponde 100% al relato original de la experiencia).

EL CABO VALDÉS
Este es el caso de abducción más conocido en la historia de la ufología chilena. En 1977, una patrulla de soldados conscriptos al mando del Cabo Armando Valdés pasaban la noche cuidando unas caballerizas en el sector de pampa Lluscuma en el sector cordillerano de la región de Arica, cerca de Putre, Chile. Allí fueron testigos de una luz que descendía del cielo, la cual pareció aterrizar detrás de unos cerros cercanos. Luego otra luz se hizo presente delante de ellos y comenzó a acercárseles. El pánico no tardó en apoderarse de los soldados al ver que la luz estaba cada vez más cerca, por tanto, todos se tomaron de las manos esperando lo peor. Es en ese momento crítico, cuando Valdés de forma temeraria se acerca a la luz y en voz alta les pide que se identifiquen. Acto seguido, Valdés desaparece en medio de una niebla que se había formado alrededor de la luz. Los conscriptos comenzaron a buscarlo; le gritaron, pero no hubo rastros de él. Pasados unos quince minutos, el cabo Valdés apareció repentinamente en estado de shock. Los soldados notaron que venía con la barba crecida, convulsionando y gritando incoherencias. Lo abrigaron con unas mantas y lo acercaron a una fogata que tenían en las caballerizas. Valdés los miró con los ojos desorbitados y de pronto les habla con una voz extraña, diciendo: “Ustedes nunca sabrán quienes somos, pero volveremos”… Horas más tarde, Valdés, ya más recuperado, se dio cuenta de que su reloj digital (recientemente adquirido) se encontraba misteriosamente adelantado en 5 días…
El caso se ha convertido en leyenda a nivel mundial. Mucho se ha especulado, incluso Valdés trató de desmentir el hecho; sin embargo, todos los conscriptos, testigos de los hechos, siguen confirmado la historia actualmente. Cabe señalar que el ex cabo Armando Valdés hoy es aspirante a obispo evangélico y desde entonces ha tratado de desmarcarse del incidente que vivió en 1977 en pampa Lluscuma.

¿ABDUCCIONES, MENTALES O REALES?
El tema es tan complejo que desde siempre ha causado polémica dentro del ambiente ufologico. Las abducciones comenzaron a tomarse mucho más enserio cuando el catedrático de psicología de la Universidad de Harvard el Dr. John Mack comenzó a estudiar casos de abducciones. Dicho doctor, luego de varios años de investigación, llegó a la conclusión de que muchos de estos casos no podían explicarse simplemente como problemas psicológicos.
Cabe señalar que la mayoría de los supuestos casos de abducción son explicables en términos psicológicos y psiquiátrico. Sin embargo, hay un porcentaje de casos que no son tan fáciles de explicar, casos donde hay testigos y evidencias físicas, como la perdida inexplicable de tiempo o alguna alteración en la fisonomía de los abducidos.

¿Dónde estará la respuesta a las abducciones?, ¿En la inmensidad del cosmos?, ¿En algún lugar perdido entre el tiempo y el espacio dimensional o en los insondables recovecos de la mente humana?
Por MARIOMIR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s