¿Si no o sino?… Vaya usted a saber

Estoy algo cansada por estos días. La vida se torna pesada de tanto trabajar, estudiar, leer y discutir. Qué suerte que, ante este panorama, no tengo retoños. Es lo único que me está faltando para decidir renunciar a todo y marcharme al campo a vivir de la buena voluntad de la tierra. Pero no tengo ni campo, ni tierra. Así que sigo aquí esperando que una desgraciada casualidad acabe con todo esto y me empuje a cambiar de vida. Quizás esa casualidad ya llegó, pero la pasé por alto por ponerme a pensar en lo de siempre, ya saben, eso de la gramática. Resulta que en una calle había un escrito que decía “Cambia, sino muérete”.

Claro, no es ese un consejo muy amigable, quizás no debería estar ahí. Sobre todo porque está mal, no sirve. Es que es muy sencilla la cosa: sino (escrito como una sola palabra) es una conjunción adversativa que se usa para contraponer una idea a otra, por ejemplo, no uno, sino lo otro. En cambio, si no (dos palabras) se utiliza como parte de una oración condicional: si no algo, no lo otro.

Entonces, la oración escrita en esa pared, seguro la grabó alguien pésimo para dar consejos y malísimo para el lenguaje. “Cambia, sino muérete” me dejó inmóvil, sin saber qué hacer, por suerte, pues si hubiera tomado el consejo seguro no estaría aquí escribiendo esto y, además, me dio tiempo para reflexionar: escribir correctamente a veces puede salvar vidas.

 

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s