Acero de invierno

00PORTADA

Acero de Invierno es el nombre de la prometedora banda conformada por Andrés Pulgar, Patricio Ibaceta, Joaquín Fuente – Alba; Patricia Ardiles, Eduardo Aldana y Eduardo Ugarte.

Salidos de la ciudad de La Serena, Chile, el sonido de esta banda resulta en especial interesante, dadas las características de su propuesta, la cual fusiona música y poesía de autores menos difundidos a nivel local o internacional.

Es así como en su más reciente producción, Laberinto de voces, podemos encontrar versos de  Jorge Teillier, Stella Diaz Varín o Enrique Lihn, entre otros.

Quizás los más valorable de su trabajo, más allá de la innegable capacidad técnica en la ejecución de los instrumentos y la delicada mezcla de música y versos que resulta en un mosaico precioso de admirar para los fanáticos tanto de la música como de las letras, es la labor de rescate que hacen del arte de poetas que, quizás, a veces han pasado desapercibidos para la mayoría, pero no por su bajo nivel literario,  sino por todo lo contrario. Quizás por tener opinión. Quizás por ser rebeldes de la pluma y el papel, en un país gobernado por cobardes y amantes del fusil y la bota militar.

Laberinto de voces

El disco en sí es una preciosa obra. La apertura del mismo con la adaptación de Riders on The Storm de The Doors, unida a la psicodélica visión de Tristán Altagracia, y su lejano país de la radio, nos da como un resultado un comienzo poblado de imágenes y sensaciones que no puede sino ser el anticipo del viaje poético y sonoro que nos espera en el resto del disco. Justo después de este arrollador comienzo, se erige Estoy negro con Dios como una esas canciones que inmediatamente resulta agradable al corazón, mientras se contrasta con la dureza de los versos de Benito Chacana. Las siguientes piezas Melusina (Jorge Teillier),  La palabra (Stella Diaz Varín) y La secreta casa de la noche (Jorge Teillier), nos sumergen en los paisajes desolados de sus versos: el mar, casas agrietadas, amores y secretos, mientras la música hunde nuestra alma en sonidos grises, todo en consonancia con las siguientes dos canciones. Grecia 907 (Rodrigo Lira) y La ciudad (Gonzalo Millán), acompañada del sonido y letra de Santiago de Chile (Silvio Rodríguez) que nos estremecen al mostrarnos la crudeza de la dictadura chilena, la tortura, y la muerte que vino a pasearse por nuestras calles con total impunidad a partir de 1973.

Hasta que finalmente llegamos al final del álbum, Elegía a Gabriela Mistral (Enrique Lihn). Aquí el poeta nos muestra la admiración y cariño que siente con la madre de todos los versos que bajan libres del Valle del Elqui y bañan con su fértil poesía las zonas aledañas, y también a aquellos que la invoquen al leerla en poemas, discursos, o en cualquiera de sus escritos, en dónde sea que se encuentren en el mundo. Un obra maestra.

Definitivamente, no puede no escuchar a estos artistas. Visite el siguiente link:

 

 

Por Pablo Mirlo

pablomirlo.wordpress.com

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s