Las vanguardias – Cubofuturismo (1910-1915)

Cubofuturismo es el resultado de interacción entre los poetas futuristas y los pintores cubistas. El futurismo estaba estrechamente vinculado a las tendencias vanguardistas de los grupos de pintores que surgieron en la década de 1910, como por ejemplo: «Бубновый валет» (La sota o jota de oros), «Ослиный хвост» (La cola del asno), «Союз молодежи» (La unión de la juventud).

El grupo «Гилея», en adelante HYLAEA, es uno de los primeros grupos futuristas rusos, aunque los propios miembros se definían como «cubofuturistas» o «будетляне», el término introducido por Velimír Jlébnikov con el fin de designar a los futuristas. «Будетляне» (la palabra está formada del verbo ruso «быть» /ser/, conjugado en el futuro: будет = será) se podría traducir por «Somos el futuro» o «Seremos». Inicialmente este término subrayaba la originalidad del futurismo ruso que no seguía a pie juntillas los preceptos del ideólogo, poeta y editor italiano Filippo Marinetti. Vasíliy Kaménskiy calificaba a la corriente «будетляне» como independiente, diciendo que «El nacimiento del futurismo ruso es «nuestra revolución estallada en el arte», es nuestra lucha y nuestros esfuerzos. Todo es el fruto exclusivo de nuestra iniciativa, condicionada por el tiempo y la crisis, el subdesarrollo, el pesimismo, la podredumbre, la mezquindad y la trivialidad del arte tradicional».

Se toma el año 1908 como el año de fundación del grupo HYLAEA, aunque los miembros más destacados y esenciales llegaron a formar parte del HYLAEA entre 1909 y 1910. «No sabemos ni como nos hemos convertido en los miembros del grupo. Todo sucedió por sí solo, por el acuerdo unánime silencioso, igual que cuando nos hemos concienciado de que tenemos objetivos y misiones en común, no hemos jurado a muerte entre nosotros ante cualesquiera que sean los principios», decía Kaménskiy. Asimismo, el grupo realmente carecía de una cuadrilla sólida y constante.

A principios de 1910 el grupo HYLAEA anunció sobre su existencia con los siguientes miembros a bordo: los hermanos David y Nikoláy Burliúk, Velimír Jlébnikov, Vladímir Mayakóvskiy, Vasíliy Kaménskiy, Yelena Guró, Alekséy Kruchiónij y Benedikt Lívshits. Las personalidades mencionadas han llegado a ser los representantes del flanco más radical del futurismo ruso que se diferenciaba por su carácter revolucionario y oposicionista contra la sociedad burguesa, moralidad y gustos estéticos y por su opinión sobre el sistema de relaciones sociales.

En el año 1910 la fama del grupo HYLAEA superaba a la de otros grupos que representaban la corriente cubofuturista. Es posible que este hecho tenga que ver con que la creación artística de los representantes del grupo correspondía mejor a los cánones de las Vanguardias.

El grupo HYLAEA se conoce por su actitud y comportamiento provocador. Los miembros del grupo se destacan por sus escandalosos Manifiestos y bruscas polémicas dirigidas contra oponentes literarios. Es importante mencionar que Vladímir Mayakóvskiy formaba parte del grupo HYLAEA y era el único futurista que no estaba sometido a las persecuciones por parte del gobierno de la Unión Soviética.

El aspecto físico de los cubofuturistas le deja a uno petrificado, veamos algunos de los detalles de su apariencia: la famosa rebeca amarilla de Mayakóvskiy, levitas de color rosa, los ojales en forma de los saquitos de rábano y las cucharas de madera, además de las caras pintadas con símbolos desconocidos, las golferías que se permitían durante las presentaciones y discursos epataban.

Poetas cubofuturistas: Velimír Jlébnikov, David Burliúk, Vasíliy Kaménskiy, Vladímir Mayakóvskiy, Alekséy Kruchiónij. Pintores: Nikoláy Kulbin, Kazimir Malévich. Compositores: Mijaíl Matiúshin, Arthur Lourié.

Poema del mes

JUJU

Vladímir Mayakóvskiy (1893-1930): es un poeta ruso, nacido en Georgia en la familia de un simple florestero. Mayakóvskiy escribió el poema «Послушайте!» en 1914 cuando empezó su época de afición al futurismo. Lo que le diferencia de otros poetas futuristas es su convicción en los ideales éticos y morales, lo que a la vez generaba una protesta contra el ambiente pancista donde no tenían cabida estos ideales y valores con los que tanto soñaba el poeta ruso. El poema «Послушайте!» es el grito del alma de Vladímir Mayakóvskiy que empieza por una simple petición dirigida a toda la gente. Al estructurar los versos en forma de escalera, el poeta logra que cada palabra tenga su importancia y peso en todo el poema. No siempre que recitamos a Mayakóvskiy hemos de alzar la voz y recitar a gritos (el poeta tiene poemas-protestas y para manifestaciones organizadas en las plazas, pero este no es el caso). Este poema posee un tono confidencial e íntimo. El alma del poeta anhela la amistad, el amor y la comprensión. Mayakóvskiy nos dice que es importante que soñemos, tengamos objetivos vitales, no nos olvidemos de la espiritualidad y de la belleza. Precisamos de las estrellas-perlas, no de las estrellas-escupitajos.

Послушайте!

Послушайте!
Ведь, если звезды зажигают –
значит – это кому-нибудь нужно?
Значит – кто-то хочет, чтобы они были?
Значит – кто-то называет эти плевочки
  жемчужиной?
И, надрываясь
в метелях полуденной пыли,
врывается к богу,
боится, что опоздал,
плачет,
целует ему жилистую руку,
просит –
чтоб обязательно была звезда! –
клянется –
не перенесет эту беззвездную муку!
А после
ходит тревожный,
но спокойный наружно.
Говорит кому-то:
“Ведь теперь тебе ничего?
Не страшно?
Да?!”
Послушайте!
Ведь, если звезды
зажигают –
значит – это кому-нибудь нужно?
Значит – это необходимо,
чтобы каждый вечер
над крышами
загоралась хоть одна звезда?!

***

¡Escuchadme!

¡Escuchadme!
Si se encienden las estrellas,
significa que alguien las necesita, ¿verdad?
Significa que alguien quiere que existan, ¿no es así?
Significa que alguien nombra a estos escupitajos — perlas, ¿no creen?
¡Y se parte la espalda
arrastrándose
entre las ventiscas de polvo del mediodía,
irrumpe y llega hasta Dios,
teme que ha llegado tarde,
llora,
besa su mano nudosa,
pide
que haya obligatoriamente una estrella!
¡Jura
que no podrá aguantar sin estrellas!
Y después
anda preocupado,
pero aparentemente está tranquilo.
Le dice a alguien:
¿Entonces, ahora no te pasa nada?
¿No tienes miedo?
¡¿Verdad?!

 ¡Escuchadme!
Si se encienden las estrellas,
significa que alguien las necesita, ¿verdad?
¡¿Significa que es necesario
que cada tarde
debajo de los tejados
se encienda por lo menos una estrella?!

Por KSENIYA TOKAREVA

Para más, visite:
transruspoetry.wordpress.com

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s